Envío Gratuito A Todo El Mundo

Cascadas de Humo

Las cascadas de humo son un gran regalo, las hay de muchos tipos, y su principal función es la de decoración. Una de las particularidades de las cascadas de humo es que ayudan a relajar el ambiente y a alejar las malas vibraciones de este. Se suelen poner en escritorios o zonas de trabajo, ya que resultan muy relajantes. A día de hoy con el ritmo de vida que llevamos todos siempre va bien poner un poco de pausa y relajar-nos. Las cascadas de humo suelen estar compuestas con elementos de la naturaleza ya que intentan trasladar un pedazo de la naturaleza dentro de nuestra propia casa. Lo magnifico de estas cascadas es que con el humo de estas parece que tengan vida, dado que el humo esta en continuo movimiento lo que hace que parece que tengamos un pedazo de naturaleza viviendo en nuestra propia casa. Las cascadas se usan también para ayudar a la meditación o con el ejercicio, es un complemento perfecto para ayudar a relajar el ambiente y realizar practicas deportivas como yoga, pilates u otros tipos de deportes en que la concentración en uno mismo y la meditación juegan un papel fundamental en el. Las cascadas de humo alejan las malas vibraciones y limpia el aura alrededor de ellas lo que hace que sean muy beneficiales para aquellos que comparten espacio con ellas durante la práctica de este tipo de actividades.

Quemadores de incienso

El humo que esta en constante movimiento por la cascada proviene de unas bolas de incienso, las cuales se sitúan encima de la cascada. Al calentarlas con una llama empiezan a desprender este humo. Es un humo muy denso lo que hace que no se esparza, y que vaya cayendo por la cascada por su propio peso. Hay distintos tipos de incienso, los hay de inoloros, en caso que no se quiere que desprenda ningún olor. Aunque también los hay con aromas a frutas, plantas aromáticas... hay muchísima variedad por lo que tenéis infinidad de incienso para probar e ir variando. Antiguamente se usaban inciensos naturales con las quemadores de incienso, la mayoría eren fragancias de hierbas naturales o frutas. Hoy en día se sigue manteniendo ese espíritu puesto que la mayoría de fragancias son de frutas naturales, o de hierbas aromatizadas

Orígenes de las cascadas de humo

Las cascadas de humo son por excelencia los quemadores de incienso que tienen sus orígenes en la cultura budista. Antiguamente estos utilizaban las cascadas de para ayudarse en su meditación diaria, estas les ayudaban a concentrarse y a limpiar el aura de su alrededor, para así llegar al estado zen en su meditación. Así pues las mejores cascadas son las que provienen de esa zona, las originales las hacían los artesanos de esa zona con cerámica y la ayuda de elementos naturales típicos de allí como flores, pequeñas hojas o ramas de arbustos. Así las siguen haciendo hoy en día la cerámica, y la inclusión de algún elemento natural hacen la conexión perfecta para crear estas pequeñas obras de arte.

Quemadores de incienso Japoneses

Los quemadores de incienso también van muy ligados a la cultura japonesa, están ligados a la cultura samurai, eran utilizados para la concentración y la meditación antes del combate ya que atraían las buenas vibraciones y se creía que dotaban de una fuerza y vitalidad espiritual mayor al guerrero. Es por eso que hay muchos modelos relaciones con la cultura japonesa. Como máximos exponentes de los quemadores de incienso destacamos la cultura japonesa y la cultura budista, aunque la cascada de humo siempre ha estado más ligada a la budista y no a la Japonesa.

Shopping cart

×